.

.

Curcusamina | 60 Cápsulas

18,95 €
Impuestos incluidos

Complemento alimenticio a base de cúrcuma.         

Presentación: Presentación: 60 Cápsulas de 710,005 mg.

Modo de empleo: Ingerir 1 cápsula al día.

CÚRCUMA (Cúrcuma Longa): La cúrcuma, también denominada azufre de Indias es nativa del suroeste de la India. Está compuesta por curcuminoides, polisacáridos y aceites esenciales y en India es conocida por sus usos medicinales y culinarios. Su color amarillo anaranjado se lo debe a la curcumina, el fitoquímico que le otorga esa acción antiinflamatoria y antioxidante. La curcumina combate la oxidación de los tejidos, reduciendo su irritación y deterioro. De ahí, la eficacia de esta raíz medicinal frente a los trastornos inflamatorios y neurodegenerativos. Cientos de estudios han analizado sus beneficios, y hasta hoy todos sostienen sus resultados positivos. Además, contiene vitaminas como la C, la B6 y la B3, hierro, zinc, selenio y manganeso. Además, en la India se ha utilizado como colagogo (favorecer la expulsión de bilis), neuro protector frente a defectos cognitivos o de memoria, analgésico, bactericida, antiviral y antioxidante (la curcumina, protege al cerebro de la oxidación y de los daños relacionados con la edad, mejorando también el flujo sanguíneo del cerebro).

GLUCOSAMINA VEGETAL: La glucosamina es una molécula que desempeña un papel vital en las articulaciones. El sulfato de glucosamina es una sustancia natural que se encuentra en el cuerpo y está presente en el líquido que rodea las articulaciones. Participa en la formación del cartílago articular, cuya estructura contribuye a la movilidad y protección de las articulaciones. Aunque el cuerpo tiene capacidad de sintetizar glucosamina, la tasa de esta molécula tiende a disminuir con la edad, por lo tanto, para mantener el estado articular se recomienda la suplementación. La glucosamina se considera el principal precursor de los glicosoaminoglicanos. Al unirse, estas moléculas forman los proteoglicanos presentes en el cartílago. La glucosamina juega un papel clave en las articulaciones al contribuir a su protección y movilidad. Varios estudios han confirmado el poder antioxidante de la glucosamina. Esta actividad ayuda a proteger las células contra el estrés oxidativo y luchar contra el daño causado por los radicales libres. La actividad antiinflamatoria de la glucosamina también ha sido objeto de varios estudios científicos. La suplementación con glucosamina ayuda a una disminución en varios marcadores de inflamación. La glucosamina juega un papel vital en las articulaciones, al estimular la síntesis o regeneración del cartílago. Más allá del papel esencial de la glucosamina en el cartílago, su actividad antiinflamatoria también ayuda a aliviar el dolor en las articulaciones y luchar contra ciertas enfermedades de las articulaciones.

CALCIO: El calcio es un mineral que cumple una función estructural en nuestro organismo, ya que es parte integrante de huesos y dientes, donde apoyan su rigidez y estructura. Además de su función en la construcción y mantenimiento de huesos y dientes, el calcio también tiene numerosas funciones metabólicas. Está íntimamente relacionado con la vitamina D para mejorar la fijación ósea; con el magnesio para constituir los huesos y con el boro para aumentar los niveles de estrógeno en la sangre (esta hormona se ocupa también de la preservación ósea). Por lo tanto, llevar una dieta rica en calcio se traduce en una mejor fijación de los nutrientes y, sobre todo, una mayor protección frente a la osteoporosis.

VITAMINA D: La "vitamina del sol" es sintetizada en nuestra piel al exponernos a la luz solar directa, pero las cremas protectoras en muchos casos impiden tal proceso. Y aunque es bien sabido que la vitamina D contribuye a la salud de los huesos y a la regulación de las concentraciones de calcio cumple también muchas más funciones vinculadas a funciones cerebrales. Sabemos que existen receptores para la vitamina D por todo el sistema nervioso central y en el hipocampo se sabe también que la vitamina D activa y desactiva enzimas en el cerebro y en el líquido cefalorraquídeo, enzimas que intervienen en la síntesis de neurotransmisores y en el crecimiento de los nervios. Además, estudios de laboratorio y con animales vivos llevan a pensar que la vitamina D protege a las neuronas y reduce la inflamación.

Ingredientes por cápsula:

Extracto Seco Cúrcuma (Curcuma longa L.) 40-45% curcuminoides 420 mg
Glucosamina vegetal HCl 85 mg
Gluconato de Calcio 85 mg,  Aporte de Calcio 7,65 mg, 0,96% V.R.N.*
Vit. D (Colecalciferol) 5 µg 100% V.R.N.*,
Cápsula (Gelatina Vegetal) 

*V.R.N. Valores de Referencia de Nutrientes

Alérgenos: No contiene.

Referencias específicas

10 productos en la misma categoría