.

.

Slibeq | 120 Cápsulas

19,40 €
Impuestos incluidos

Complemento alimenticio a base de plantas activadoras del metabolismo.    

Presentación: 120 cápsulas.

Modo de empleo: Tomar 4 cápsulas al día

Cantidad

GARCINIA CAMBOGIA:  Es un arbusto originario de los bosques húmedos del sur de la India donde se utilizan sus frutos como especie de condimento de la comida, componente del famoso curry y conservador del pescado. Se utiliza también en el tratamiento de edemas, estreñimiento, meteorismo y trastornos intestinales. Diferentes estudios del ácido hidroxicítrico, su principio activo, han demostrado que es capaz de incrementa la utilización de grasas como fuente de energía y puede tener un papel importante en la disminución de la formación del tejido graso. Adicionalmente, se le cree capaz de aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, aumentando el estado de ánimo y como un gran reductor natural del apetito. También se le atribuye la propiedad de aumentar la utilización de grasas como fuente energética y se piensa que podría mejorar la resistencia deportiva disminuyendo la utilización de glucógeno muscular y aumentando la de grasa corporal.

GYMNEMA (Gymnema sylvestris):  es una planta originaria de los bosques tropicales y subtropicales de la parte central de la India y Sur de África. A la gymnema se la conoce en la India como “Gur-ma” o “destructor del azúcar” ya que masticar sus hojas provoca la supresión del sabor dulce en la boca. Entre los componentes bioactivos de las hojas de gymnema se encuentran los ácidos gimnémicos (saponinas triterpénicas), fitoesteroles, flavonoides, péptidos (gurmarina), alcaloides, ácidos orgánicos y sustancias nitrogenadas (adenina, colina, etc.). Además, presenta minerales como: potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro, etc. En la medicina Ayurvédica lleva usándose durante siglos donde se ha utilizado en el tratamiento del asma, la tos, la lepra y otros problemas de la piel. En general, la gymnema se ha utilizado como digestivo, antiviral, diurético y en el tratamiento de la diabetes, la obesidad y las caries. Los ácidos gymnémicos son conocidos por su efecto hipoglucemiante al suprimir el transporte de glucosa desde el intestino a la sangre. Además, se ha visto en estudios in vitro como los extractos de hoja de gymnema incrementan los niveles de insulina en sangre al favorecer la permeabilidad de las células pancreáticas. Según los últimos estudios, la inclusión de los ácidos gymnémicos en aquellos alimentos con alto contenido en grasas o aceites parece ayudar a inhibir la absorción de éstas. Además, se ha visto que la ingesta de gurmarina, péptido que se une a los receptores de las papilas gustativas reduciendo la sensación de dulzor, está asociada a una reducción en la ingesta de alimentos dulces (normalmente hipercalóricos) por lo que se recomienda como coadyuvante en dietas para adelgazar.

TÉ VERDE (Camellia sinensis L):  Es original del norte de la India y del sur de China, extendiéndose posteriormente a toda la zona oriental de Asia (China, Japón, Java, Ceilán, e Indonesia). Hoy día crece cultivada en muchas zonas tropicales y subtropicales del mundo. Durante siglos, el té verde ha sido muy apreciado en países asiáticos como China y Japón, tanto como bebida social como medicinal. Se ha utilizado en las medicinas tradicionales de China e India como astringente, cardiotónico, estimulante del sistema nervioso central y diurético, entre otros usos. Sus beneficios medicinales han sido descritos hace más de un milenio. El Kissa Yojoki, o Libro del Té, escrito por el prior Zen Eisai en 1191, describe cómo la bebida de té verde da efecto positivo en los cinco órganos vitales, especialmente al corazón. El libro nos habla del tratamiento de enfermedades de piel, apagando la sed, eliminando indigestiones, previniendo la fatiga, mejorando las funciones urinarias y del cerebro. Los principales principios activos a los que el té verde debe su actividad son: bases xánticas y polifenoles (flavonoides, catecoles, taninos, catequinas y ácidos fenólicos). Dentro de las bases xánticas, contiene mayoritariamente teína. Los flavonoides más representativos son el kempferol, la quercetina y la miricetina, además de teofilina, teobromina, adenina y xantina. Además de estos principios, dentro de la composición química del té verde también se encuentran aminoácidos libres (como el 5-N-etil-glutamina o theanina, que es un aminoácido específico del té), vitaminas del grupo B y sales minerales. Si bien es cierto que el té verde es conocido por ser una bebida muy positiva para el organismo, también se sabe que es un increíble quema-grasas natural. Es una bebida estimulante, ya que posee teína, es decir, que tiene capacidad termogénica junto con las catequinas. Esto significa que el té verde ayuda a adelgaza porque aumenta la temperatura corporal, acelera el metabolismo y ayuda a elimina con mayor facilidad las grasas. Es saciante y nos ayudará a llegar a la hora de comer o cenar con menos ansiedad, ya que no sentiremos tanta hambre. Su acción diurética es importante ya que ayuda a eliminar los líquidos retenidos. Además, ayuda a eliminar las toxinas que se encuentran en la sangre y el intestino. También ayuda a depurar las grasas saturadas a través de la orina. La teanina es una sustancia con propiedades adaptogénicas que potencian la actividad cognitiva, mejorando la memoria, atención, concentración y aprendizaje. Se piensa que el alto contenido en antioxidantes y teanina, un análogo del glutamato pueda atravesar la barrera hematoencefálica y de ahí sus propiedades. Además, aumenta la secreción ácida gástrica y la diuresis. En mayo del 2006, investigadores de la facultad de Yale, en un artículo de revisión de más de 100 estudios sobre los beneficios del té verde, llegaron a la conclusión de que debido a los niveles de polifenoles y antioxidantes mejoraba la salud cardiovascular y los niveles de colesterol.

ORTOSIFÓN (Orthosiphon aristatus): Es una planta herbácea que crece en ciertas zonas de Asia y de Australia. Sus hojas se han utilizado durante siglos con fines terapéuticos. En las medicinas tradicionales, las hojas del ortosifón se usaron especialmente para luchar contra los trastornos renales, afecciones cardíacas y también por su efecto desintoxicante. Varios estudios han destacado las propiedades diuréticas del ortosifón al promover el drenaje y la purificación del cuerpo. El ortosifón es conocido por ser un diurético natural, es decir que esta planta puede aumentar la producción de orina. Al promover la eliminación renal, el ortosifón ayuda a estimular el drenaje del cuerpo y es un gran aliado adelgazante, que facilita la pérdida de peso como parte de una dieta. Tanto el efecto diurético, como el drenaje y de purificación son importantes ya que, como consecuencia de la hipertrofia de las células adiposas, los líquidos intersticiales, las grasas y las toxinas que no han sido transportados y eliminados, se depositan en los adipocitos (células grasas), provocando que éstos se hinchen y aumenten de tamaño. Como resultado de la hinchazón, estas células comprimen todo lo que tienen a su alrededor, entorpeciendo tanto la circulación sanguínea, como la linfática y no permitiendo la eliminación de residuos y toxinas. El ortosifón no solo es un muy buen diurético, sino que también tiene efectos positivos sobre el colesterol y los triglicéridos.

COLEUS FORSKOHLII:  Es una planta herbácea que crece en ciertas zonas de Asia y de Australia. Sus hojas se han utilizado durante siglos con fines terapéuticos. En las medicinas tradicionales, las hojas del ortosifón se usaron especialmente para luchar contra los trastornos renales, afecciones cardíacas y también por su efecto desintoxicante. Varios estudios han destacado las propiedades diuréticas del ortosifón al promover el drenaje y la purificación del cuerpo. El ortosifón es conocido por ser un diurético natural, es decir que esta planta puede aumentar la producción de orina. Al promover la eliminación renal, el ortosifón ayuda a estimular el drenaje del cuerpo y es un gran aliado adelgazante, que facilita la pérdida de peso como parte de una dieta. Tanto el efecto diurético, como el drenaje y de purificación son importantes ya que, como consecuencia de la hipertrofia de las células adiposas, los líquidos intersticiales, las grasas y las toxinas que no han sido transportados y eliminados, se depositan en los adipocitos (células grasas), provocando que éstos se hinchen y aumenten de tamaño. Como resultado de la hinchazón, estas células comprimen todo lo que tienen a su alrededor, entorpeciendo tanto la circulación sanguínea, como la linfática y no permitiendo la eliminación de residuos y toxinas. El ortosifón no solo es un muy buen diurético, sino que también tiene efectos positivos sobre el colesterol y los triglicéridos.

JENGIBRE: Los usos médicos del jengibre han sido conocidos durante al menos 2,000 años en las culturas alrededor del mundo. Aunque es originario de Asia, el jengibre es valorado en la India, Medio Oriente, África y el Caribe, entre otras regiones. Es una fuente rica en antioxidantes y también posee sustancias fenólicas (denominadas gingeroles, shoagoles y gingeronas), enzimas proteolíticas, ácido linoleico, vitaminas (especialmente vitamina B6 y vitamina C) y minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio). El jengibre tiene propiedades antibacterianas, antivirales, antioxidantes, antiparasitarias de amplio espectro, tónico circulatorio, para la digestión y como calorífico. En el caso de la digestión favorece la eliminación de bacterias y otros microorganismos intestinales perjudiciales. Tomar habitualmente jengibre ayuda a mejorar la composición de la flora intestinal y ayuda a evitar la aparición de putrefacciones intestinales responsables de hinchazones abdominales y meteorismo. El jengibre es una sustancia que acelera el metabolismo lo que podría aumentar la termogénesis en el cuerpo de forma temporal, quemando la grasa almacenada para crear calor. La investigación sugiere que el consumo de ingredientes termogénicos como el jengibre podrían acelerar el metabolismo en más de 5 por ciento y aumentar la quema de grasa en más de 16 por ciento.

VITAMINA C (Ascorbato Cálcico): Los estudios muestran que la vitamina C contribuye a mantener sano el sistema inmunológico y protege a las células del cuerpo el daño oxidativo. También puede ser especialmente eficaz para el estrés oxidativo. La vitamina C consigue aumentar la producción de leucocitos o también llamados más comúnmente glóbulos blancos, tales como los linfocitos y los fagocitos, que desempeñan un papel clave en la defensa inmunitaria del cuerpo. Además, la vitamina C tiene efecto antioxidante, fortalece las defensas y actúa como quema grasa natural. Se ha demostrado que las personas que consumen vitamina C queman hasta un 30% más de grasas durante el ejercicio: esto se debe a que acelera el metabolismo celular.

INOSITOL y COLINA: Entre los beneficios que reportan al organismo, podemos citar que ambas sustancias destacan sobre todo por su función como quema grasa y su acción contra el colesterol. En el caso de la colina, su presencia evita el almacenamiento de grasas en forma de tejido adiposo y a su vez estimula su movilización para convertirlas en energía. En el caso del inositol, contribuye conjuntamente en la regulación del colesterol en la sangre y estimula el metabolismo de las grasas. Su acción ayuda a eliminar la acumulación de grasas tanto en el hígado como en el tejido adiposo y acelera su combustión para producir energía. Es por ello por lo que la acción conjunta como quema grasa de ambas sustancias resulta muy interesante para el control de peso o maximizar energías durante las sesiones de entrenamiento.

LAS VITAMINAS DEL COMPLEJO B: La función de la vitamina B durante el proceso de la quema de grasas es su efecto activador del metabolismo. La vitamina B tiene la propiedad de transformar la grasa en energía. Cuando hablamos de vitamina B, nos referimos a todo el complejo B. Tenemos la vitamina B2, la más recomendada para regular las funciones metabólicas. La vitamina B3 es buena acelerando el metabolismo de los hidratos de carbono. La vitamina B5 ayuda al organismo a procesar las grasas. La vitamina B6 aumenta la actividad del metabolismo e influye en la tiroides, haciendo que eliminemos las grasas más fácilmente. La vitamina B12, como aporte de energía y estimulación del metabolismo. La metformina es un medicamento que a veces se utiliza como parte de una estrategia para bajar de peso en personas con diabetes tipo 2. Se ha observado que la deficiencia de vitamina B-12 puede ser un efecto secundario de este medicamento. El riesgo aumenta con el uso de inhibidores de la bomba de protones y/o antihistamínicos.

VITAMINA D: La "vitamina del sol" es sintetizada en nuestra piel al exponernos a la luz solar directa, pero las cremas protectoras en muchos casos impiden tal proceso. Y aunque es bien sabido que la vitamina D contribuye a la salud de los huesos y a la regulación de las concentraciones de calcio cumple también muchas más funciones vinculadas a funciones cerebrales. La importancia de la vitamina D en su función quema grasa es que bloquea las células de grasa. Y junto con el inositol (contenido en la vitamina B) y el yodo activan el sistema metabólico, de manera que la quema de grasas es más efectiva y rápida. Esta activación del metabolismo también nos ayuda a que el cuerpo elimine toxinas, por lo que los beneficios son múltiples. La vitamina D quema, sobre todo, la grasa acumulada en el vientre. Eso se debe a que actúa directamente sobre la producción del cortisol. El cortisol es la principal causa, además de generar estrés, de acumular grasa en el abdomen.

VITAMINA E: Es una vitamina de tipo liposoluble, es decir, que se acumula en el tejido adiposo, para que el organismo recurra a ella conforme sea necesario. Ofrece protección frente a los radicales libres, reduciendo el daño oxidativo celular, que puede afectar a la integridad de los tejidos que forman nuestro cuerpo. Además, existen otras muchas funciones asociadas a esta vitamina como frenar los síntomas del envejecimiento, la regulación de la función inmune, el mantenimiento de la integridad de las células endoteliales y el equilibrio de la coagulación normal.

Ingredientes por 4 cápsulas:

Extracto Seco Garcinia Cambogia 60%

Extracto Seco Gymnema 25% (Gymnema silvestre)

Extracto Seco Té Verde 95 % (Camellia sinensis L.)

Extracto Seco Ortosifón 0,1% (Orthosiphon estamineus)

Extracto Seco Coleus Forskohlii 10%

Extracto Seco de Jengibre 5%

L-ascorbato cálcico (Ester C)

Inositol

Bitartrato de colina

Vitamina E (12mg Vit. E, 100% V.R.N.)

Vitamina B3 (100% V.R.N.)

Vitamina B5 (100% V.R.N.)

Vitamina B2 (100% V.R.N.)

Vitamina B6 (100% V.R.N.)

Yoduro de potasio (100% V.R.N.)

Biotina (100% V.R.N.)

Vitamina D (100% V.R.N.)

Vitamina B12

 

1000 mg

400 mg

400 mg

320 mg

200 mg

80 mg

80 mg

80 mg

80 mg

24 mg

16 mg

6 mg

1,4 mg

1,4 mg

0,196 mg

50 µg

5 µg

2,5 µg

 

Alérgenos: No contiene.

Referencias específicas

Productos Especiales

No products at this time.

30 productos en la misma categoría