.

.

Hicranbeq | 60 Cápsulas

14,95 €
Impuestos incluidos

Complemento alimenticio a base de plantas diuréticas y depurativas.    

Presentación: 60 cápsulas.

Modo de empleo: Tomar 1 a 2 cápsulas al día.

Cantidad

HIBISCO (Hibiscus Rosa sinensis L.): Procede de las regiones cálidas de Asia, aunque se puede encontrar cultivado en climas cálidos de numerosas regiones del mundo. El hibisco contiene mucílagos, flavonoides como la quercitina y betacarotenos, ácido hibíscico, málico, cítrico y tartárico y rico en minerales como calcio, hierro, nitrógeno y fósforo, además de vitamina C, riboflavina y tiamina. Es muy apreciado tanto por sus propiedades ornamentales como medicinales. Su contenido en mucílagos le otorga propiedades suavizadoras, por lo que se utiliza como remedio para la ronquera y la afonía, además de ayudar a proteger la mucosa gástrica de la acidez de estómago y la gastritis. Esta misma propiedad se utiliza para suavizar las mucosas irritadas por cistitis o infecciones urinarias. Los estudios científicos actuales han comprobado el efecto antihipertensivo del hibisco, así como la disminución de los niveles de colesterol malo (LHL). Diferentes ensayos in vitro e in vivo, así como estudios clínicos destacan los efectos beneficiosos del hibisco para la prevención y tratamiento de diferentes afecciones como la hipertensión arterial, procesos inflamatorios y afecciones hepáticas. También se ha observado en humanos que el extracto acuoso tiene una actividad diurética e inhibe la enzima convertidora de angiotensina. En 2015 se publicó una revisión sistemática y metaanálisis de los ensayos clínicos aleatorizados y publicados hasta el mes de julio de 2014, sobre la utilización del Hibisco en el tratamiento de la hipertensión arterial. En este caso el resultado es que se pueden confirmar los efectos significativamente positivos en la disminución de la presión sistólica y diastólica.

CRANBERRY (Arándanos rojos-Vaccinium macrocarpon):  Originaria de América del Norte, esta baya roja un poco más grande que el arándano europeo. Se ha utilizado desde la antigüedad con el nombre de atoka, por los indios iroqueses quienes la utilizaban para tratar problemas urinarios. Cultivada en EE. UU, y Canadá y, más recientemente en Sur América, sus frutos se cosechan entre septiembre y noviembre. Posee un sabor ácido y contiene una alta densidad de taninos que contienen antioxidantes. Sus propiedades en la prevención de infecciones de las vías urinarias han sido validadas científicamente. Los estudios han demostrado que el mecanismo de acción del cranberry reside en su efecto anti-adhesivo bacteriano: evita que el Escherichia Coli se adhiera a las células en la vejiga, cualidades que se atribuyen a sus proantocianidinas (PAC). Al no poderse adherir las bacterias son eliminadas naturalmente por la orina. Las personas con diabetes también se ven afectadas por los altos niveles de azúcar en la orina, que genera un entorno favorable para el desarrollo bacteriano, por lo que la utilización del cranberry también está indicada. Paralelamente al tratamiento con antibióticos o cranberry, los consejos médicos son beber mucha agua y vaciar la vejiga regularmente. Según un estudio español publicado en BMC Urology, los pacientes que tomaron diariamente preparados de cranberry durante 3 a 6 meses apreciaron una reducción muy significativa de los síntomas de infección. Según el Libro Blanco elaborado por la Sociedad Iberoamericana de Neurourología y Uroginecología y la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, se recomienda tomar una dosis cada 12 horas de preparados de cranberry. Estudios preeliminares sugieren que el arándano puede ser beneficioso en la prevención de las úlceras gástricas, al inhibir la adhesión de H. pylori al epitelio estomacal. Investigadores sudafricanos han publicado recientemente un estudio, en BJU International, una revista de urología británica, sobre la influencia del zumo de arándano en mejorar la eliminación de piedras renales. El Dr. Mc. Harg et al de la Universidad de Cape Town, tenía la hipótesis de que el arándano afectaba la composición química de la orina. Basaron el estudio sobre 20 estudiantes masculinos, sin historial de piedras renales. Se calculó la saturación urinaria de oxalato cálcico, ácido úrico y fosfato cálcico. El resultado fue que el arándano alteraba significativamente estas variables: la excreción de oxalato y fosfato disminuyó y la excreción de citrato aumentó. Además, la súper saturacion relativa de oxalato cálcico disminuyó.

PAU D’Arco (Tabebuia adenophylla):  Esta planta ha sido utilizada por la medicina tradicional e indígena desde hace siglos. Es nativa de América del Sur y crece de forma natural en la amazonia. Se le llama árbol sagrado de los Incas o árbol de la vida y se le reconocen muchas propiedades como anti-ulcerogénico, antiinflamatorio, antibacteriano, anti-malaria, anti-psoriasis, colitis, fiebre, antiviral, antineoplásico, inmunomodulador, antifúngico, infecciones por cándida, parásitos, hongos, helicobacter pylori, infecciones sexuales, infecciones respiratorias, entre otras y todo gracias a sus fito-complejos. Es rico en vitaminas y minerales como potasio, magnesio, fosforo, zinc, silicio, cromo, manganeso, cobre, cobalto, boro, calcio, hierro, bario, yodo, etc.… Su potencial se debe entre otros complejos a su contenido en lapachol, una naftoquinona, aislada en 1858 con actividad inhibitoria sobre estafilococos y estreptococos. La corteza del Lapacho contiene una gran cantidad de sustancias químicas conocidas como quinoides: antraquinonas, furanonaftoquinona, lapachonas y naftoquinonas, las cuales han demostrado una actividad antimicrobiana contra la salmonella y la cándida.

ORÉGANO (Origanum vulgare): Su nombre significa “la alegría de la montaña” y fue venerado como un símbolo de la felicidad por los antiguos griegos y romanos. El Orégano se ha utilizado durante siglos, originalmente por los griegos, para curar una variedad de dolencias. El orégano se ha utilizado para el tratamiento de la candidiasis crónica e infecciones por hongos, escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Salmonella entérica y Staphylococcus aureus, a través de sus propiedades antifúngicas. Sus principios activos son el carvacrol, thymol, borneol, ácido -rosmarinico, triterpenoides, vitamina A y C. Las propiedades antimicrobianas y antifúngicas del orégano se atribuyen al timol y carvacol. Suplementos de orégano también se pueden utilizar para tratar la indigestión, acidez estomacal, y baja acidez del estómago, además actúa como antioxidante gracias a que contiene timol y ácido rosmarínico que ayuda al cuerpo a disminuir los efectos de los radicales libres, responsable del envejecimiento celular.

Ingredientes por 2 cápsulas:

E.S. Hibisco 5:1 (Hibiscus Rosa sinensis L.)

E.S. Cranberry 50% Pacs (Vaccinium macrocarpon

E.S. Pau D'Arco 4:1 (Tabebuia avellanedae Lorenx ex Griseb)

E.S. Orégano 5:1 (Origanum vulgare L.)

 

400 mg

350 mg

200 mg

100 mg

 

Alérgenos: No contiene.

Referencias específicas

Productos Especiales

No products at this time.

7 productos en la misma categoría